• Vie. Oct 22nd, 2021

Libre información para todos.

“El cambio climático ”

eldato

Poreldato

Feb 15, 2021
Bill Gates
Compártelo en Redes Sociales



( Climático )

Sostiene Bill Gates que los efectos del cambio climático serán mucho peores que los de la pandemia si no conseguimos reducir a cero las emisiones de efecto invernadero para el año 2050. 

Él aporta su plan, que desgrana en su nuevo libro, Cómo evitar un desastre climático , en el que descarta dedicar esfuerzos a mitigar los efectos del calentamiento del planeta porque, sencillamente, ya es demasiado tarde. Recién vacunado contra la covid, el filántropo y fundador de Microsoft charla sobre la pandemia presente y las que llegarán, el auge de los movimientos antivacunas y negacionistas en las redes sociales, y sus esperanzas en la nueva Administración de Biden.

 El coste en vidas humanas y el destrozo económico es inmenso, pero ya tenemos varias vacunas para combatirlo.

Habremos superado en gran medida los efectos más dramáticos de la pandemia, aunque es posible que el virus siga circulando por algún lugar del mundo. Y en 2022, países como España o Estados Unidos la habrán recuperado casi totalmente y se podrán celebrar grandes actos públicos.

¿Se ha vacunado ya?

La Fundación Gates ha invertido 1.750 millones de dólares en investigación y suministros médicos contra la covid. Fabricarlas en grandes cantidades es más difícil y no son termoestables. Las vacunas de AstraZeneca, Johnson & John¬son y Novavax son más clásicas. La fundación está creando alianzas con laboratorios y con varias empresas de la India para producirlas en grandes fábricas de ese país.

La mayoría de la gente no es consciente de que las empresas de vacunas indias son cinco veces más grandes que las occidentales, porque es de ahí de donde salen prácticamente todas las vacunas que van a las naciones en desarrollo.

 Estamos intentando aprovechar ese potencial y reducir los tiempos de inmunización entre los países occidentales y en desarrollo. Los países occidentales disponen de muchas más dosis que los de ingresos medios como Brasil o Sudáfrica, donde, pese a estar padeciendo más los estragos de la pandemia, las vacunas llegan más lentamente. La covid nos enseña que nadie estará a salvo hasta que todo el mundo lo esté, al menos hasta alcanzar ese 70% de población inmunizada.

La cooperación global es necesaria. No todo ha funcionado bien, pero hemos aprendido muchas cosas que nos permitirán estar más preparados para la siguiente pandemia, que si está bien gestionada no llegará al 10% de las muertes y el daño económico será menor del que estamos sufriendo ahora.

Climático

El cambio climático es más difícil de resolver que una pandemia, pero, si no lo hacemos, los efectos negativos serán mucho peores. Me alegra que el interés por el cambio climático no haya decaído, como sí sucedió durante la última crisis financiera porque se consideraba un problema a largo plazo. El plan de recuperación de la Unión Europea va a dedicar un 35% de sus fondos al cambio climático. Y en Estados Unidos, gracias a la elección de Biden, veremos un periodo mucho más esperanzador para el clima, pese a que tardaremos unos años en salir del hoyo en el que estamos debido a la pandemia.
En las naciones pobres, el combustible de aviación, el acero y el cemento siguen siendo necesarios para que crezcan sus economías, y sustituirlos no es posible si supone un gran aumento de precio. Creo que es necesario innovar para disminuir las primas verdes y que los países pobres puedan pagarlas. En ese caso, los Estados de ingresos medios y los ricos pagarían el 5% restante. A los muy pobres, muchos de los cuales se encuentran en África, podríamos ayudarlos con subsidios procedentes de la cooperación internacional.

Los países más pobres no deberían cargar con tanto peso porque, además, son los que más acusan el cambio climático. En España hemos comprobado cómo la apuesta solar y eólica está funcionando y con costes competitivos. Usted es un gran defensor de las energías ¬verdes, pero también de la nuclear. En 2006 creó TerraPower para desarrollar una central ¬nuclear de cuarta generación, aunque ¬reconoce que la opinión pública es muy reticente a ¬construir nuevas plantas.

Algo que no se quiere reconocer es que en un futuro vamos a necesitar generar 2,5 veces más electricidad de la que usamos actualmente para calentar edificios, mover vehículos y alimentar procesos industriales. Tiene razón cuando dice que los precios de las energías solar y eólica han bajado, incluso está empezando a reducirse el de la energía eólica marina, lo cual es un milagro, es fantástico. Pero nos queda aún un problema importante por resolver, y es que estas fuentes de energía son intermitentes. Otro enfoque consiste en disponer de un sistema que genere energía constante durante las 24 horas del día, que es lo que hacen la fisión o la fusión nuclear.

La energía que producirán es barata y segura. Pero entiendo que la energía nuclear actual, tal y como está planteada, no va a lograr la aceptación del público, así que he tirado la toalla al respecto. Sí, en cuanto a la energía nuclear tal y como funciona hoy. TerraPower está trabajando en un modelo que no ejerce presión en el reactor y que no genera calor.





Si logramos el milagro de poder almacenar la energía, no serán necesarias ni la fusión ni la fisión nuclear, pero no está muy claro que lo vayamos a conseguir, aunque hay varias empresas muy ambiciosas que están invirtiendo en esta tecnología. TerraPower ha recibido fondos federales para la construcción de una planta modelo en los próximos cinco años. Si conseguimos que funcione y recibe la aprobación de la Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos, que es la mejor del mundo, solo entonces iremos a otros países para plantearles su uso, aunque debo admitir que, por muy segura que sea, el reto será convencer al público de sus ventajas. El presidente Biden se ha estrenado aprobando una orden ejecutiva para que Estados Unidos vuelva al Acuerdo de París.

En primer lugar, necesitamos un aumento extraordinario de la inversión en I+D, de al menos 20.000 millones de dólares, y eso solo en Estados Unidos. En EE UU se ha impulsado la expansión de las energías solar y eólica a través de bonificaciones fiscales y ahora que los precios han bajado podríamos usar esos créditos para el desarrollo de tecnologías de almacenamiento de energía o de combustible de aviación verde. La Fundación Gates, y en particular mi esposa, está muy comprometida con todo lo relativo a los problemas de género. Las mujeres en los países pobres, en la medida en que son las que paren y cuidan a los hijos, soportan cosas mucho peores que los hombres.

Hay un dicho que dice que la pobreza es sexista, lo que no significa que el problema desaparezca en los lugares ricos, pero en los pobres es mucho peor. Ahora que hay muchos más universitarios en el mundo necesitamos mucho talento en estos sectores, que sean atractivos para que los más listos se dediquen a ello en vez de hacer carrera financiera en Wall Street.

Al auge de los negacionistas del cambio climático se ha sumado últimamente multitud de teorías conspiratorias sobre el origen de la covid y de las vacunas que le ponen a usted directamente en el centro de la diana, como la mente detrás de un plan para controlar el mundo…

La pandemia ha generado un nivel de debate y de teorías conspirativas que jamás hubiera imaginado. El problema se vuelve muy serio si eso hace que la gente crea que llevar una mascarilla o ponerse una vacuna no es importante. En cuanto al cambio climático, en EE UU es un tema un poco partidista, aunque mantengo contacto con algunos republicanos que muestran preocupación y quieren hacer algo al respecto, especialmente los más jóvenes. El cambio climático es más complicado que una pandemia.

La cantidad de recursos que estamos pidiendo que se prioricen para la causa es muchísimo mayor que los invertidos para conseguir una vacuna. En un escenario ideal, los planes de estudios de las escuelas deben abordar el cambio climático. Por otro lado, cada vez más gente presencia o padece fenómenos meteorológicos extremos, y eso es algo que, por muy trágico que sea, está contribuyendo a un cambio de actitud. Creo que esta es una de las razones por las que el interés hacia el cambio climático es mayor hoy que hace cinco años.





Quisiera conocer su opinión sobre cómo se podría regular esta conversación global, plagada de noticias falsas. Algunos países imponen restricciones a la prensa. Estados Unidos es el país más liberal al respecto. Leemos noticias que nos enfadan y seguimos pinchando en noticias o mensajes que nos crispan aún más, y luego llegan las noticias falsas.

Durante la pandemia, las redes sociales han bloqueado noticias falsas generadas por el movimiento antivacunas, algo que he agradecido mucho, al mismo tiempo que respetaban otros debates legítimos sobre sus posibles efectos secundarios, sobre si se han realizado los ensayos necesarios y sobre si deberíamos confiar en ellas o no. Alguien con mucha inventiva tendrá que ayudarnos a trazar la línea entre la comunicación abierta de la que se benefician las democracias y el hecho de que haya algunas personas que no pueden resistirse a la hora de pinchar en noticias cada vez más descabelladas.

Luego he ido viendo todos esos vídeos que han ido surgiendo, en los que se percibe con mayor claridad cómo la gente invadió el Capitolio y lo mal que se pusieron las cosas.

¿Cree que ya se ha superado?

Estados Unidos no es un país que haya vivido muchas insurrecciones, y aunque tras el 6 de enero se tomaron medidas extremas de precaución en varias capitales y en Washington DC y se convocó a la Guardia Nacional, lo cierto es que no ha habido mucho más. La pandemia hace que todas las desigualdades empeoren. Como afirmo en mi carta anual, es la primera vez que la salud global ha sido verdaderamente global, y no solo un problema de los países en desarrollo. Me entristece que no se hiciera caso de las alertas sobre la pandemia, pero ahora el mundo sabrá hacer lo correcto en la próxima.


Compártelo en Redes Sociales
eldato

eldato

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021 eldato. Todos los derechos reservados.