• Jue. Oct 21st, 2021

Libre información para todos.

¿Cuál es el verdadero plan de Pablo e Irene?

eldato

Poreldato

Mar 11, 2021
Pablo
Compártelo en Redes Sociales



( Pablo e Irene )

Iglesias y Montero son una UTE, en definición de un alto cargo del Gobierno. Llegaron a hombros de la protesta callejera para cambiar la sociedad y solo unos años después destinan lo mejor de sus esfuerzos a blindar y extender sus particulares privilegios. 

Se comprometieron a impulsar la igualdad y no han hecho sino dividir el movimiento feminista. Un timo del que se beneficia Pablo Iglesias, pero también Pedro Sánchez, convertido a ojos de muchos, gracias al fundamentalismo incoherente de Unidas Podemos, en modelo de sensatez.

Pablo e Irene, son una UTE, en definición de un alto cargo del Gobierno. Tienen agenda propia, paralela a la del partido que acaudillan. En esta tarea, y en contra de lo que pudiera parecer, la ministra de Igualdad tiene un papel central. Es la cabeza visible del lobby feminista que hace tiempo decidió discutirle a la izquierda clásica los beneficios políticos de un movimiento imparable.

Poco importa si esa planificada radicalidad comporta un retroceso al despreciar la consecución de una agenda común para las mujeres o su intolerancia provoca el rechazo frontal de una parte de la sociedad. Irene Montero no busca ni la paz ni el consenso, sino la ocupación de un espacio propio desde el que reclamar el rédito correspondiente. 

Pablo

Asumida la imposibilidad de conquistar el cielo, el líder morado parece decidido a resucitar la vieja fórmula de la derecha republicana, el ‘partido-lobby’. Un sector no desdeñable de las nuevas generaciones de mujeres está más cerca de lo que parece de esa nueva formulación reivindicativa que considera superado el viejo dogma de la igualdad y sitúa por delante conceptos tan discutibles como el derecho a la «identidad de género», la «autodeterminación del sexo» o el «sí es sí».

A esto hay que añadir el hecho de que, a excepción de las posiciones más arcaicas, cada día que pasa disminuye la distancia existente entre mujeres conservadoras y progresistas a la hora de definir prioridades en defensa de la igualdad de género. 



El contexto y las expectativas han cambiado, y a quien se le puede estrechar el terreno no es a Irene Montero, sino a Carmen Calvo. El rol de Montero no es menor. Iglesias, por su lado, ha hecho la lectura de la ley electoral que más conviene a sus intereses.

De este modo, ha reconvertido el proyecto inicial de nuevo partido de izquierda, con vocación nacional, en eje de una coalición centrífuga cuyo objetivo es desmontar la España constitucional. En la misma proporción que Unidas Podemos ha perdido interés para Iglesias como mecanismo para integrar voluntades progresistas, lo ha ganado como herramienta de mediación política. 

Asumida la conquista del cielo como anhelo inalcanzable, el líder morado parece decidido a resucitar la vieja fórmula de la derecha republicana, el partido-lobby. Esa, la de demostrar la utilidad del lobby, a los de aquí y a los de fuera de aquí, es la razón fundamental por la que Iglesias ordenó a sus europarlamentarios que votaran contra el levantamiento de la inmunidad a Carles Puigdemont .

Llegaron para cambiar la sociedad, y lo que han hecho es transformar el 15-M en una sociedad anónima.

Margarita Robles se ha convertido en la ministra comodín. Para poner firmes a los generales y cantarle a Pablo Iglesias las verdades del barquero. Pero en esto Díaz Ayuso decidió disolver y todo cambió. La primera opción de Sánchez para frenar a la presidenta madrileña es Robles.

En las encuestas que maneja Moncloa la ministra de Defensa aparece como la única con posibilidades de evitar la mayoría absoluta de Ayuso. Tampoco el ninguneo sistemático al que Sánchez somete a los socialistas madrileños. Pero a priori, el combate entre Robles y Ayuso es uno de los espectáculos más atractivos que hoy en día puede ofrecer la fútil política española.




Compártelo en Redes Sociales
eldato

eldato

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021 eldato. Todos los derechos reservados.